Suscríbete a nuestro Boletín

Aquí comienza el viaje a tu salud...

Asesorias Nutricionales Online

info@nutriviaje.com

Toda la verdad sobre la leche de vaca

leche de vaca

leche de vaca

La leche es uno de los alimentos que más controversia ha causado últimamente y que mas pasiones despierta. Unos están a favor de la leche de vaca. Dicen que es la mejor fuente de calcio que existe. Otros, ni de chiste. No la pueden ver ni en pintura. De hecho, te dicen que ni los animales le siguen dando leche a sus crías cuando están adultos… y ¿porque nosotros hacerlo? Bueno, como siempre te traigo las dos posturas, junto a ciencia y experiencia, para que sepas Toda la verdad sobre la leche de vaca, para que puedas sacar tus propias conclusiones.

¿Por qué la popularidad de la leche de vaca?

Debo decir que yo crecí pensando que la leche de vaca es un alimento imprescindible, la mejor fuente de calcio. Incluso, aún en la Universidad, no recuerdo pensar distinto sobre el tema. Fue durante la práctica profesional y las constantes actualizaciones que me fui dando cuenta que la leche de vaca, ni es el mejor alimento del mundo, ni es bueno para todos.

Sí, hay que decir que la leche de vaca es un alimento nutritivo y muy versátil. De hecho, usamos y disfrutamos a diario, muchos de sus derivados como el yogurt, el queso, la mantequilla, etc. Además, en la mayoría de las partes son económicos y en la cultura occidental, son considerados una fuente importante de calcio.(En parte por desconocimiento de otras fuentes de calcio)

Incluso, la leche de vaca se considera una bebida deportiva excelente, por su aporte de carbohidratos y proteínas, en un equilibrio ideal para recuperar luego del entrenamiento o competición, especialmente en deportes de resistencia y fuerza. Hasta ahora, todo bien. Pero….

¿Por qué algunos se oponen al consumo de leche de vaca?

Cuestiones éticas

Están los detractores por una cuestión de valores. Por ejemplo, los veganos opinan que las vacas son tratadas como una propiedad, y que son explotadas para sacar su leche. Siendo así, tomar la leche de vaca, significaría apoyar esta esclavitud contra los animales. Por otro lado alegan que, así como la leche materna está concebida para alimentar al bebé, así la leche de vaca está diseñada para nutrir a un ternero. Entonces, darle leche materna a un ternero no lo nutriría y viceversa. Recordemos que son posturas y formas de ver las cosas. Por eso es importante investigar para poder tomar nuestra propia decisión.

Cuestiones de Salud

Por otro lado, el consumo de leche de vaca se ha relacionado (y esto está bien documentado), con alergias, daño intestinal, sensibilidades alimentarias, enfermedades autoinmunes y respiratorias, entre otras cosas. Muchas personas presentan síntomas relacionados al consumo de lácteos, pero no lo saben .

Estos problemas vienen a raíz de varias cosas:

Procesamiento de los lácteos: al procesar la leche se altera la caseína, una molécula semejante al gluten, la cual genera una respuesta inflamatoria al ser consumido. Además, la pasteurización, desnaturaliza las proteínas de la leche, alterando su valor nutricional.

La alimentación de las vacas: el alimento ideal para las vacas seria el pasto, heno; pero la realidad es que las vacas suelen ser alimentadas con alimentos a base de maíz y cereales. Se cree que estas proteínas de cereales, pudieran pasar a la leche, y al tomarla generaría una respuesta inflamatoria, en el caso de existir alguna sensibilidad o predisposición.

Permeabilidad intestinal: las personas con sensibilidad o intolerancia al gluten, suelen tener intestinos muy permeables. Esto los vuelve más sensibles a alimentos básicos como los lácteos, que en otras condiciones de salud no les caerían mal.

Disminución de las enzimas digestivas: quienes padecen de daño intestinal provocado por el gluten, con el tiempo van perdiendo la capacidad de descomponer los azucares y las proteínas de la leche, conllevando a desarrollar una intolerancia a los lácteos. Además, con la edad, se suele ver disminuida la cantidad de enzima lactasa, necesaria para la digestión de la leche de vaca.

– Las vacas suelen ser expuestas a grandes cantidades de hormonas y antibióticos que pueden afectar la salud humana.

leche de vaca

¿Cómo saber si soy intolerante o alérgico a la leche de vaca?

Los síntomas son: malestar gastrointestinal fuerte, distensión, gases, inflamación, dolor, estreñimiento o diarrea, entre otros síntomas. La leche en estas personas suele descomponerse dentro del intestino, produciendo reacciones inflamatorias secundarias y minimizando el número de bacterias saludables en el intestino.

Lo mejor para descartar esta patología es realizar una prueba sanguínea para diagnosticar sensibilidad o intolerancia a los lácteos. De ser positivo, se debe iniciar un tratamiento nutricional orientado a disminuir la inflamación dentro del organismo y así evitar muchos problemas de salud.

En mi experiencia profesional, he podido constatar como al minimizar o eliminar la leche de vaca en un plan de pérdida de peso, se pueden ver resultados muy positivos como desinflamación, control del estreñimiento, entre otros. Pero obviamente cada caso debe ser analizado de forma individual.

Y si no puedo tomar leche de vaca, ¿de dónde obtengo el calcio?

Existen muchos alimentos ricos en calcio, con una mayor y mejor asimilación en el organismo como: sardinas, mejillones, espinaca, col rizada, perejil, frutos secos (maní, nueces, almendras, pistachos, etc.), semillas de sésamo, legumbres (granos, frijoles, lentejas, judías, etc.), naranja, lechosa, col china, ajonjolí, nabos, algas, melaza y tofu. Así que no te vas a morir, ni tus huesos se van a poner frágiles, porque no tomes leche de vaca. Una dieta equilibrada y variada donde incluyas estos alimentos es más que suficiente.

leche y cereal

¿ Y qué hay de las leches vegetales?

Por definición solo se le puede llamar leche a la leche de vaca, pues es la secreción obtenida de las glándulas mamarias de animales de ordeño. Sin embargo, se les llama leches vegetales, al líquido obtenido del procesamiento de cereales (como el arroz o la avena), frutos secos como las almendras, el merey o leguminosas como la soja.

Estas se han puesto de moda y su precio suele ser elevado. Pero, ¿son más nutritivas? No, son pobres a nivel nutricional. Y si es verdad, que muchas han sido enriquecidas, pero al final como dice Marcos de Fitness Revolucionario: ” un alimento pobre reforzado sintéticamente no se convierte en un alimento rico, y las bebidas vegetales son nutricionalmente pobres “.

Si me lo preguntas, considero que te beneficiarias más de comerte las almendras completas que tienen su fibra, por ejemplo, que del agua de almendra que queda al final, después de licuar y colar. Si quieres usarla, porque quieres acompañar tu café o cereal, hazlo. Pero no lo hagas porque pienses que es más sano. Simplemente es una forma de sustituir la sensación de consumir leche.

En resumen…

¿Es bueno tomar leche de vaca? Depende. Te gusta y puedes tolerarla bien, tómala. O la tomas y te cae súper mal, te manda al baño, te hincha y no te sienta bien… evítala. Te cae bien, pero por ética o convicción no deseas tomarlo… está bien.

Quiero que entiendan, que cada cuerpo es distinto, y que lo que a una persona le cae bien o le sienta, necesariamente a otra no lo hará. Infórmate, lee, edúcate y prueba; y de esa forma podrás tener tu propio criterio sobre el tema. Yo solo te muestro las opciones, con ciencia y experiencia, para que tu elijas. Y si deseas un asesoramiento más personal, puedes contactarme y con mucho gusto cuadramos una cita para conversar sobre tus necesidades nutricionales.

Dejar un comentario...

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete a nuestra comunidad Saludable!