Suscríbete a nuestro Boletín

Aquí comienza el viaje a tu salud...

Asesorias Nutricionales Online

info@nutriviaje.com

Conoce un poco más sobre la exótica gastronomía árabe

La cultura árabe, hospitalaria y afable, utiliza la comida como un vehículo de comunicación social. Con unas normas de etiqueta comunes, se ofrece a sus invitados lo mejor de la gastronomía árabe: guisos, verduras, carnes y dulces.

gastronomía arabe

Interesante resaltar, que la gastronomía árabe goza de las mismas características nutritivas de la cocina mediterránea. Sin embargo, se aleja de esta última, por su tendencia a realizar platos únicos, fruto de la influencia de los pueblos nómadas.

Por ejemplo, el uso de especias, que ayudan a conservar muchos ingredientes, que de otro modo, se dañarían por las altas temperaturas de los países árabes. También, la habitual presencia de la miel y el azúcar en los dulces; dulces que pocas se veces se consumen como postre, mas bien, son un bocado entre comida por puro apetito.

Platillos clásicos de la gastronomía árabe

En las comidas árabes siempre se presenta un plato principal compuesto, básicamente, por verduras y cereales, mientras que las carnes son mucho menos frecuentes. Uno de los más consumidos en la mayoría de los países árabes es el mjadarah o arroz con lentejas.

En el Líbano, los mezzé pueden sustituir el plato principal, ya que están compuestos, como mínimo, por unos doce platos que se comen sin orden establecido (pan, salsas, ensaladas, carnes y verduras). Al final de la comida se sirve fruta fresca, como sandia, higos o dátiles.

Algunos clásicos son los katayef (rellenos de nueces), la bastila dulce (hojaldre relleno de leche y almendras) o la baklava de pistachos. El pan árabe tiene una textura ligera y moldeable que le permite ser utilizado como sustituto de cucharas y tenedores. Genial para acompañar con la crema de garbanzos o hummus.

comida árabe

En cuanto a los alimentos más usados en la gastronomía árabe, se puede decir que la carne y los huevos se caracterizan por ser productos poco asequibles para la población árabe. Por eso, los guisos de carne, suelen dejarse para las grandes celebraciones.

El cordero, es el animal preferido, seguido por el pollo. El pichón también es muy valorado entre los árabes musulmanes y la carne de cabra se consume en menor medida. La parrilla es uno de los métodos de cocción favoritos en la cocina árabe.

En cuanto a los productos del mar, cabe notar, que el pescado, no es habitual en la cocina árabe, y se limita a las zonas costeras, donde se cocina a la brasa, en kebabs, brochetas o frito.

También se prepara seco y salado, y en Irak se ahuma, dando lugar a la especialidad llamada mashgouf. Algunos de los pescados más habituales de Oriente próximo son el lenguado, el atún y el rodaballo.

La hospitalidad árabe y sus costumbres en la mesa

                                                                     En cuanto a sus costumbres, la hospitalidad es un rasgo característico de esta cultura y su gastronomía árabe. Por muy pobre que sea un anfcrema de garbanzos arabe anfitrión, siempre ofrecerá a sus invitado algo para comer. Esta cortesía sigue una serie de normas de etiqueta comunes en la mayoría de los países árabes.

Por ejemplo, el anfitrión acostumbra a comer en primer lugar, para demostrar que la comida está buena y así animar al resto de comensales a probarla. Y el invitado, no debe rechazar un plato o una pieza que le ha sido ofrecido.

Y si demuestra apetito, mucho mejor, pues le otorgara el calificativo de generoso, pues significa, que cuando él se comporte como anfitrión hará todo lo posible por que sus invitados queden igual de complacidos.

Por otro lado, contrariamente a lo que se cree, eructar después de comer es de mala educación, por lo que es necesario pedir disculpas, en caso de no poder reprimir un eructo, se debe disculpar con la palabra asef afwan.

De modo que podemos imitar la hospitalidad árabe e integrar a nuestra cocina, las especias y sabores de esta cultura, lo que llevará a una fusión de sabores que no dejará a nadie indiferente.

Fuente:  Cocina internacional. Cocina árabe II. Paso a paso. Editorial Sol 90. Barcelona. 2007.

Dejar un comentario...

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete a nuestra comunidad Saludable!