Suscríbete a nuestro Boletín

Aquí comienza el viaje a tu salud...

Asesorias Nutricionales Online

info@nutriviaje.com

¿Cómo ser una madre saludable?

 


Suena el despertador… son las 5 de la mañana, ya es hora de levantarse  y preparar el desayuno, la merienda y a los hijos para ir al colegio. Que cansada estoy, tengo mucho sueño porque me acosté tarde terminando de arreglar la cocina, planchando los uniformes y adelantando trabajo. Ya no tengo energías y al verme al espejo me veo con ojeras y desaliñada. ¡Que duro es ser mujer, madre y llevar el control de todo!

¿Te suenan familiar esas palabras? ¿Te ves reflejada en ellas?

Ser madre y más en este tiempo se ha convertido para muchas en una lucha diaria. No solo es traer al mundo un ser humano, sino el trabajo de controlar todo. Cada una de las cosas que lo envuelven y a la familia. Y cada vez que pasan los días y el niño crece, su demanda de atención es mayor.

Es cierto que el día a día nos consume y muchas veces te descuidas a ti misma por cuidar a los demás. Ser mujer y además madre nos convierte en el pilar primordial de la familia. Por eso es importante cuidar no solo la salud de ellos sino también la tuya.

Ten en cuenta que cada mujer y madre es diferente, eso por las diferentes culturas, educación y valores. Lo que sí es único, es que todas tenemos que cuidar nuestra salud, de allí depende que todo resulte mejor al pasar cada día.

Cómo cuidar ser madre y la salud

Encontrar el equilibrio entre estas dos cosas es muy necesario. Debes idear un plan para que puedas lograrlo y a continuación te mencionaré los puntos importantes que no debes olvidar:

Organiza tu tiempo

Sé que es muy fácil decirlo y pensarás… ¡que difícil lograrlo! La organización es fundamental para que lleves una vida más tranquila y tu salud no se vea afectada. Si es necesario haz tu horario con papel y lápiz y lo más importante cúmplelo. Agenda cada una de tus actividades y labores en el día y verás que podrás cumplir con todas sin descuidar lo más importante a ti.

Come saludable

Para que tu cuerpo esté bien nutrido y con energía es fundamental la alimentación sana y balanceada. No te saltes ninguna de ellas ya que cada una aporta lo necesario para el día. Los nutrientes necesarios para fortalecer tu organismo mayormente está en lo que comes. Si  tu como el pilar de la familia, comes sano,   lograrás que todos copien ese buen hábito. El resultado será no solo una mujer y madre sana, sino también los demás miembros de la familia.

Cumple con tus chequeos médicos y exámenes de rutina

Muy importante que cumplas con tus chequeos médicos. No debemos esperar sentirnos mal para acudir al médico, aunque eso es lo más lógico. Las mujeres a cierta edad debemos tener controles para evitar en el futuro algún problema o que este sea detectado a tiempo. Las citas ginecológicas y los exámenes de las mamas son esenciales para toda mujer.

Ejercítate

Incluye en tu vida el ejercicio, aunque pensaras… ¿con qué tiempo? Si el que tienes solo te alcanza para cumplir con lo necesario. La verdad ejercitarse no es ir al gimnasio, puedes incluir en tu dia una caminata de 30 minutos. Existen muchos ejercicios efectivos que se pueden hacer desde casa. Con el ejercicio logras  desestresarte y estar llena de vitalidad.

Descansa lo suficiente

Es vital cumplir con las horas de sueño necesarias para mantenerte saludable. Se estima que entre 7 a 8 horas son necesarias para que el cuerpo recupere la energía usada durante el día. En muchos casos es muy difícil pero trata en lo posible de cumplirlo. Esto evitará que estés malhumorada y hasta estresada, ya que si descansas lo suficiente podrás enfrentar cada día con más vitalidad.

Lo primordial

La salud es el pilar central de tu bienestar, sin ella no tienes nada. Así que es tu tesoro más preciado y debes ponerle mucha atención. Aunque ser mamá es lo más importante para ti, debes cuidar de tu salud para estar bien no solo para ti sino también para tu familia.

Ten cuidado si te deprimes. La depresión es una enfermedad silenciosa que podemos padecer sin darnos cuenta. Es la enfermedad de moda y no solo en las mujeres sino también en niños y adolescentes. Una madre deprimida tendrá problemas para cuidar de sus hijos, tanto que no los querrá cerca y se desentenderá de ellos. Esta enfermedad lleva a un grande riesgo, que los niños pierdan el apego. Esto es algo fundamental ya que desde que se es bebé el apego a la madre  es lo que mantiene su equilibrio emocional. Dicho apego logra que se se sienta seguro y que confíe en los demás. Si llegaras a sentir algún síntoma de depresión no dudes en buscar ayuda así evitaras las consecuencias para ti y tu familia.

No dejes de amarte y esto es lo más importante no solo para tu salud física sino emocional. Muchas olvidamos lo que valemos por estar al cuidado de los demás. Eres una hermosa mujer y vales muchísimo jamás lo olvides. Tomate tiempo para ti, para amarte y darte cariño. Es importante consentirte y darte tus gustos, salir con tus amigas y tomarte un café, comprarte algo que te gusta.

La salud es muy importante en cualquier ser humano, y aún más en ti que eres el pilar fundamental de la familia. Ten en cuenta que una mente y cuerpo sano es lo que logra el equilibrio. Recuerda que si tu estas bien todos los demás a tu alrededor lo estarán. No olvides que una madre feliz logra hijos felices.

Dejar un comentario...

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete a nuestra comunidad Saludable!